miércoles, 2 de junio de 2010

“La pollera colorá es mi hija mayor”: Juan Madera

 El maestro Juan Madera leyó la nota sobre la condena a Choperena junto a su esposa Amparo Isabel Manjarrés.

Por: Jaime Vides Feria
Articulo Tomado de el Heraldo (Ver Link)
SINCELEJO

Antes que Francisco Choperena la vistiera con un faldón de letra, La pollera colorá, pieza musical insigne de Colombia, ya sonaba por todas partes interpretada por la orquesta de Pedro Salcedo y sus muchachos, agrupación de la que hacía parte Juan Madera Castro, su compositor musical.

Luego en 1963, circunstancialmente fue llevada al acetato por el sello Tropical de la calle 40 de Barranquilla, cuando para reemplazar un porro que no le gustó al ingeniero de sonido, decidieron incluir el tema, recuerda Madera.

Asegura que antes de ser grabada ya la habían registrado en la Notaria Primera de Barrancabermeja, “en los anales aparecemos los dos como autores, yo por haberla compuesto musicalmente y Francisco Choperena por agregarle la letra”.

Las cosas marcharon sin tropiezos hasta cuando Choperena decide establecerse en Bogotá y la orquesta que la había interpretado inicialmente y que tenía como sede permanente la ciudad de Barrancabermeja se desintegra.

“El tema siguió escuchándose hasta en los radios apagados” dice Madera de 88 años, para explicar el éxito de su canción en ritmo de cumbia y que luego se convirtió en la insignia musical de Colombia en el exterior.

El problema fue que Choperena nunca mencionó a Madera cuando los entrevistaban en los diferentes medios, “eso lo sentía como la pérdida de mi hija mayor, que había concebido con mi clarinete a punta de dedicación”.

Cuenta que muchas veces cuando le tocó ver entrevistas por televisión y Choperena se adjudicaba la autoría individual de la obra, “sentía como una puñalada en mi corazón porque se me desconocía totalmente”, agregó.

Eso lo motivó para hacer la reclamación ante la Sociedad de Autores y Compositores Sayco, que decidió dividir las regalías entre los dos autores, pero se seguía desconociendo públicamente a Madera Castro.

En el 2000, decidió demandar por reparación Moral y la semana anterior el Tribunal Superior de Cundinamarca falló a su favor y obliga a Francisco Choperena, pagar arresto y 10 millones de pesos a Juan Madera como coautor de La pollera colorá.

Hoy al conocer el fallo dice que se ha hecho justicia y siente que ha recuperado su hija mayor que engendró en el pentagrama y la sostuvo por muchos años con su clarinete.

MÚSICO Y PADRE EJEMPLAR

Juan Madera Castro desde muy niño se inclinó por la música en su natal Sincé, la tierra del gran Adolfo Mejía. En su juventud hizo parte de varias orquestas, como la dirigida por Pedro Salcedo y la del maestro Juan de la Cruz Piña, padre de Juan Piña. Es padre de 11 hijos, que tuvo con su esposa Amparo Isabel Manjarrés, con quien se casó 8 años antes de que naciera ‘La pollera colorá’.

LO HA HECHO LLORAR


Recuerda que muchas veces ha llorado por las circunstancias que le ha tocado vivir por la disputa de su canción, y le duele que haya sido con su compañero de orquesta Francisco Choperena. Pero también recuerda las veces que ha llorado de la emoción cuando sorpresivamente escucha la canción en eventos especiales, por ejemplo, el día en que una orquesta de Colombia la interpretó en el Vaticano, “eran las once de la noche y cuando encendí el radio lo primero que escuché fue esa canción, en ese momento lloré de emoción”.

Otro momento de satisfacción fue cuando Lucho Bermúdez lo puso a escribirla en el pentagrama y cuando terminó el maestro le dijo que le faltaba algo, “esa sabrosura que tú le pones con el clarinete”. Ese mismo concepto lo emitió Alfredo Gutiérrez y su ahijado Juan Piña Valderrama.


1 comentario:

Opina sobre este artículo